El Atlético se vuelve a encontrar

Este sábado 15 de octubre el Atlético de Madrid disputó la novena jornada liguera frente al Athletic club. El tercer clasificado en liga contra el cuarto. El encuentro prometía y no decepciono.

El Atlético se plantaba en este partido después de un sufrido partido frente al Brujas en Champions que acabó en tablas. Los del Cholo afrontaban el partido con la moral baja, y se enfrentaban contra un Athletic Club intratable que solo había perdido 1 partido en toda la temporada.

El Cholo empezó con su formación habitual de 4-4-2, con Griezmann y Morata como referencias arriba y Ernesto Valverde, valiente como siempre, se plantó con un 4-2-3-1 con Iñaki Williams a la cabeza.

El partido empezó con un ritmo frenético, sin descanso; con contras constantes pero sin amenazas en ninguna de las dos areas. La primera ocasión la tuvo Iñaki William que mando un cabezazo por encima de la portería de Jan Oblak.

Los colchoneros se recompusieron, y Morata ante un pase milimétrico de Nahuel Molina, la mandaba a guardar después de un recorte y un zapatazo al lado izquierdo de la portería de Unai Simon. El gol fue anulado por falta de Morata, pero los Txingurris se llevaron el primer susto de la noche.

La noche avanzaba y los 48 mil vascos que llenaban las gradas de San Mamés, impacientes ante la falta de goles empezaron a apretar. La batalla continuaba y cada balón dividido era una guerra. Los locales atacaban y atacaban, pero ambos hermanos Williams quienes representan la mayor amenaza en ataque para el Athletic, se encontraban constantemente con un muro mozambiqueño con nombres y apellidos: Reinilido Isnard Mandava, que firmó un encuentro sensacional. Los Williams no durmieron bien esa noche.

La segunda parte empezaba, y dos minutos después, Álvaro Morata le gana la partida a Iñigo Martínez y da un pase de esos con los que todo delantero sueña, y el francés Antoine Griezmann, le pega con una parsimonia que caracteriza a los maestros, mandándola al lado derecho de la portería de Unai. Poco pudo hacer el portero y gol número 100 para el principito con el Atleti.

El encuentro continuaba, y los bilbaínos no perdían la fé. Seguían amenazando el área de los del Cholo, pero no encontraban hueco en una defensa típica de aquel Atleti de 2014. Volaban balones al área del recién incorporado Grbic que tuvo que reemplazar al lesionado Oblak. Ernesto Valverde buscó frescura en los cambios pero de poco le sirvieron. Llegamos al 90, y el arbitro Figeroa Vázquez que no dio una en todo el partido, añade 9 minutos más por los diferentes retrasos durante la segunda parte.

Los locales empiezan a oler sangre, y tuvo que aparecer Grbic en dos ocasiones para evitar goles asegurados. También volvió a aparecer el de siempre, ese que aparece cuando el resto está en las últimas, el que aparece para hacer milagros en momentos como este: Reinildo salvo tres ocasiones distintas, y hasta una con la cara que el arbitro, muy convencido, pito una supuesta mano y amarilla que luego reculo gracias al VAR. El Atlético intentaba aprovechar cualquier acción a la contra, pero con un Griezmann exhausto y con un Joao que se dolía de un golpe en la cadera, pocas contras pudieron hacer.

En el 90+10 pita el final del encuentro, y los del Cholo firman su tercera victoria consecutiva en liga, y consiguen el terce puesto.

Jugador del partido: Reinildo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: