8M vuelve a las calles

Después de dos años sin celebrar por las calles el día de la mujer, la gente vuelve a las calles para protestar por las desigualdades de género con restricciones por la nueva normalidad. Dos años tras la manifestacion que fue culpada por un pico en casos de COVID al principio de la pandemia, más de 50 mil manifestantes salen a la calle de Madrid vestidas de morado.

En 2018 y 2019, las manifestaciones del 8M en todas las ciudades españolas ofrecían una imagen de importante fortaleza del movimiento feminista, que protestaba contra las violencias y las distintas discriminaciones que padecen las mujeres. En 2020, con la pandemia ya asomando bajo las puertas, los números fueron muy inferiores y en 2021 no hubo ninguna marcha multitudinaria aprobada.

Por tanto, este año las feministas han tomado con ganas las calles de pueblos y ciudades españolas, tiñendo las calles de morado a su paso. Las cifras no han llegado a las históricas de 2018 y 2019, pero el espíritu sí ha sido el mismo. La manifestación convocada por la Comisión de 8-M Madrid ha tenido el apoyo de 50.000 personas, por su parte, la convocada por el Movimiento Feminista solo ha contado con el apoyo de 3.000 manifestantes. El color morado en camisetas, abrigos, pancartas y, esta vez, hasta en mascarillas ha teñido de nuevo las calles de la capital, lugar en el que históricamente se unen un número mayor de mujeres. En esta ocasión, la Comisión 8M marchó bajo el lema, ‘Derechos para todas, todos los días’ y la del Movimiento Feminista de Madrid lo hizo tras una pancarta en la que se leía ‘El feminismo es abolicionista’.

La ministra de Justicia, Pilar Llop negó que el movimiento feminista esté dividido, porque se han celebrado dos manifestaciones. «En realidad, es un movimiento con un objetivo único, que es el de lograr esa igualdad de las mujeres y de las niñas, y también la lucha de los derechos humanos de todas las personas». A pesar de esto, cabe destacar que los principios de las dos organizaciones difieren y la del Movimiento Feminista es más extremista por lo que recibe menos apoyo. 

Por su parte, la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, apuntó que «el adversario del feminismo es el machismo y la ultraderecha», y reivindicó la importancia del movimiento feminista ante la «ola reaccionaria» que recorre «toda Europa y también España».

Asimismo, ha hecho alusión a reivindicaciones como la lucha de la igualdad en el empleo, la lucha contra la violencia de género, la lucha para la seguridad de mujeres ante violaciones, contra la brecha de las pensiones, contra los vientres de alquiler y una serie de reivindicaciones importantes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: