El jabalí urbano ataca en Barcelona. (Shakira denuncia haber sido agredida)

Gorriones, palomas, perros, gatos, murciélagos; todos estos son animales que solemos ver cuando andamos por la calle, pero últimamente, el jabalí, se ha unido al grupo de los animales de ciudad.

Jabalíes deambulando por la calzada

Durante estas últimas semanas el foco de apariciones de estos animales se ha ubicado concretamente en la ciudad de Barcelona, cuyos barrios altos han sido gravemente afectados por la plaga que no muestra miedo hacia los humanos y se comporta de manera agresiva en numerosas ocasiones provocando ataques contra peatones, ciclistas y conductores.

Barrios altos de montaña como los de Vallvidrera y Pedralbes además de los de sus alrededores sufren episodios diarios de apariciones de estos animales que bajan a la ciudad en busca de comida (habitualmente se nutren de los alimentos que desechamos el las basuras). Mientras que algunos se lo toman con humor y entusiasmo al poder ver una especie salvaje en el vecindario, otros denuncian al ayuntamiento de Barcelona para que se impongan medidas para reducir los incidentes que esta especie está causando.

Los jabalíes buscan alimento en las basuras

La célebre cantante Shakira denunciaba el pasado miércoles a través de su cuenta de Instagram que una piara de jabalíes la había atacado y arrebatado su bolso mientras paseaba a sus hijos. Ahora, los vecinos de esta localidad procuran espantar a los jabalíes desde que empiezan a bajar sobre las 21:00 de la noche haciendo ruido con objetos metálicos. Muchos de ellos bromean gritándoles “¡Que aquí no está Shakira!” en referente a la denuncia que se hizo viral y llamándolos “ingleses” ya que son muy puntuales y a las 21:00 en punto ya están a pie de calle. 

Además de Shakira, hay otras personas a las que no les hace mucha gracia la presencia de los jabalíes. Por ejemplo Carmen Peña, la dueña del bar Josean, ha estado denunciando al ayuntamiento desde que hace dos semanas un jabalí agresivo mordió a su madre de 84 años alegando “esto se está descontrolando”. También, la dueña de una frutería de la zona está obligada a cerrar tan pronto como ve las manadas bajar calle abajo.

Además de destrozar los objetos (basuras, bancos, señales) de la calzada y provocar accidentes de tráfico, experimentos científicos han concluido en que la presencia de estos animales puede provocar efectos adversos a la salud pública ya que uno de cada tres jabalíes del barrio de Collserola transmite la hepatitis E y hay preocupaciones acerca de que estos dejen excrementos infecciosos en parques infantiles afectando a los niños ya que se puede transmitir de manera bucal.

Los expertos atribuyen la disparatada incidencia de casos a la libertad que se les ha dado durante el confinamiento del COVID-19 y a los últimos veranos secos que han dejado a los jabalíes con una provisión mínima de bellotas (principal fuente alimenticia de estos animales) que consecuentemente les ha obligado a hurgar en las basuras de la ciudad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: