Las mentiras detrás de los gurús de las criptomonedas


¿Quieres ser tu propio jefe? ¿Te gustaría ganar miles de euros de una forma fácil y sencilla? Estas, son algunas de las frases que más resuenan últimamente en los anuncios de internet, porque estoy seguro de que no soy él único que ha visto como muchas de las cuentas que seguía en Instagram empezaban a promocionar toda clase de grupos de telegram para operar con criptomonedas (o casas de apuestas) en los que te prometían ganar mucho dinero con muy poco esfuerzo simplemente siguiendo sus consejos de expertos.

El uso de esta red social se ha vuelto algo común entre estos «gurús»

Su estrategia es muy sencilla, te muestran a través de capturas de pantallas como ellos están ganando mucho dinero a través de operaciones y para reafirmarse te muestran imágenes de sus coches, viajes o lugares de ocio de alta gama. Y a continuación el mensaje de “Tú puedes ser como yo, solo fíate de mí”, claramente esto suena a estafa por todas partes, y eso es lo que es. Pero cuando me paraba a pensarlo no era capaz de comprender el método que usan al 100%, es decir, no sabía cómo ellos acababan con tu dinero en su bolsillo si las inversiones las realizabas tú, por tu cuenta y en ningún momento les dabas el dinero directamente a ellos.

(Antes de continuar leyendo es importante que entiendas que esta clase de estafas en internet son muy comunes por lo que hay cientos de métodos diferentes, pero yo solo voy a tratar algunos)


Lo primero que se me ocurrió a mí a título personal fue que su intención era la de ser capaz de controlar tal cantidad de dinero a través de sus consejos que fuesen capaces de modificar el mercado lo suficiente (ejemplo: promueven la compra en su telegram y como la demanda sube, el precio también, ellos venden su posición que han comprado antes y le sacan un beneficio mínimo, pero un beneficio, al fin y al cabo) como para sacarle un beneficio. Pero la realidad es que para causar esta clase de cambios tendrían que controlar un capital de miles de millones de euros y aun así perderían dinero por las comisiones del bróker.

Provocar grandes subidas y bajadas en el valor de criptomonedas como Bitcoin o Ethereum queda muy lejos de ser una opción factible

Por tanto, con esta opción descartada me quedaba totalmente en blanco, hasta que di con un video de YouTube en que te lo explicaban todo, la clave residía en el bróker que usaban, para quienes no sepáis lo que es un bróker es el intermediario entre el mercado financiero y tú, ellos llevan a cabo tus operaciones y a cambio se llevan una comisión. En este caso lo que hacían los canales de trading era simplemente llegar a un acuerdo con el bróker para llevarles clientes (a esto se le llama un acuerdo de afiliación), y como recompensa, el creador del canal recibía una recompensa económica que puede ser una tasa fija, un porcentaje de las ganancias que genere ese cliente, etc…

El bróker cumple un papel imprescindible, actuando como intermediario entre el individuo y el mercado de valores

Es decir, todas esas capturas de operaciones con ganancias exageradas y las fotos en lugares de lujo eran completamente falsas, humo, de ahí que se les llame vende humos. Su único objetivo era llevarte a un bróker en específico y una vez allí dejarte a tu suerte (o con sus consejos completamente falsos) y desearte una feliz navidad. Pero claro, en esta vida cuando algo funciona se copia, y con las estafas pasa exactamente lo mismo, es por ello que el segundo caso de engaño es parecido y en mi opinión, mucho peor. En este otro método son mucho más directos, se aprovechan de aquellos usuarios nuevos en el mundo financiero que han crecido con películas como “El lobo de Wallstreet” o “En busca de la felicidad”que muestran el mundo de la bolsa como un lugar donde ganar dinero fácil y vidas de lujo.

La imagen que dan películas como «El Lobo de Wall Street» del mercado de valores es la de un lugar donde ganar mucho dinero con poco trabajo

Los estafadores se basan en esta imagen para mostrarte una vez más operaciones con ganancias de miles de euros, estilos de vida de alta gama, etc…Y al mismo tiempo te venden sus cursos de formación para lograr lo mismo. Sus precios varían desde los 50$ hasta los 2500$ y todos cumplen un mismo patrón: el conocimiento que te enseñan es meramente general y se puede encontrar lo mismo (o mejor) en YouTube de forma completamente gratuita. Esta clase de estafas han llegado hasta el punto de que canales como “Dominguero” (3,47 millones de seguidores) han llegado a promocionar este tipo de estrategias como podemos ver en este video: 

La moraleja final de este artículo es sencilla; cuando algo es demasiado bueno para ser verdad, no lo es.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: